La Pepita: reinventando los pepitos en Gràcia

Justo en la frontera de Gràcia con el Eixample, en concreto en la esquina donde coincide la Calle Sant Agustí con la calle Córcega se encuentra La Pepita, un restaurante no muy grande pero siempre atestado de gente en su interior y grupos en su puerta esperando a poder entrar.

La pepita

La Pepita, es un local alargado con una gran barra a la izquierda, grandes ventanales a la derecha y un pequeño comedor al fondo. Su nombre tiene un doble significado. Por una parte es un homenaje a Josefa y Pepita (las abuelas de la pareja propietaria: Sergio y Sofía) y por otra parte es un homenaje al famoso bocadillo de ternera comúnmente llamado Pepito.

La pepita

Este restaurante ofrece unas deliciosas tapas donde destacan sus patatas bravas y sus croquetas caseras, pero sin duda, lo mejor, el plato estrella de la carta son las pepitas. Las pepitas son versiones actualizadas del famoso bocadillo caliente a base de carne de ternera. Aquí encontrarás pepitas para todos los gustos: tradicional, napolitana, vegetariana e incluso hasta de salmón. Una amplia variedad que lo hace perfecto para ir con un grupo de amigos que tienen diferente gustos.

Como último apunte, cuando vayas a La Pepita, no lleves prisa, ya que aunque el servicio es rápido, lo normal es que tengas un rato de espera hasta que te asignen una mesa, pues durante los fines de semana en este local no suele ni haber una mesa libre.

La pepita

 

Precio: Una pepita cuesta 8,50€.

Lo mejor: La posibilidad de poder esperar en La Cava, mientras queda una mesa libre en La Pepita.

Horario: Lunes de 20:00 a 1:30 horas / De martes a sábados de 9:00 a 1:30 horas.

Donde: Carrer Córcega, 343 – 08037 Barcelona (Gràcia)

Comparte en tus redes
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

ElenaFeijoo